Quart de Poblet bajará la factura energética un 64% de la iluminación viaria con la tecnología LED

El Ayuntamiento de Quart de Poblet sustituirá las luminarias tradicionales existentes en el municipio por nuevas de tecnología LED de última generación. Esta actuación será posible gracias a la subvención de más de 1,1 millones de euros otorgada por el Fondo Europeo Regional, FEDER, a través del instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, IDAE. El FEDER, que aporta el 50% del coste del proyecto (valorado en más de 2,2 millones), considera que este cambio en la iluminación viaria favorece el tránsito hacia una economía baja en carbono y que cumple el objetivo específico de lograr la eficiencia energética en las infraestructuras y servicios públicos.

Así, de las 2.971 luminarias de las calles, el consistorio sustituirá 2.800 con antigua tecnología, un 94,2% del total, lo que se traducirá en una bajada de la potencia eléctrica de 477,5 kilovarios a 124,6 kilovatios y un ahorro energético del 64,5% con respecto al consumo actual. También contarán con una regulación escalonada preprogramada que disminuye la intensidad lumínica en intensidad de la iluminación en las horas donde no sea necesaria tanta.

Además, esta sustitución supondrá una reducción de las emisiones  de CO2 a la atmósfera de más de 417 toneladas al año. Para completar el proyecto, se actuará sobre 29 de los 32 cuadros de mando para adaptarlos a la normativa vigente y poder ser gestionados a distancia con un sistema de comunicación interconectado.

Con esta nueva iniciativa se sigue la línea de actuación municipal de una clara apuesta por el ahorro energético y la reducción de emisiones contaminantes para conseguir la neutralidad climática y frenar el cambio climático. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Juan Medina, explica que está «subvención es muy importante porque nos va permitir, no solo reducir la factura energética, sino dar un paso de gigante en la implantación de un modelo de ciudad totalmente sostenible y ejemplar para la erradicación de la contaminación».

Cabe recordar que en los nuevos desarrollos urbanísticos, como el PAI Molí d’Animeta, se han instalado farolas con luminarias LED. Además, la reurbanización de calles, como la que se ha acometido en el barrio Río Turia, también conlleva la renovación de las luces con tecnología de bajo consumo. Con todo, el municipio tendrá la práctica totalidad de su iluminación viaria modernizada, sostenible y ecológica con la que también se reducirá la contaminación lumínica.

Telegestión

A la renovación lumínica se sumará la implantación de un sistema de gestión a distancia del funcionamiento de las farolas. El Plan Director Smart City incluye el control remoto de los servicios públicos para garantizar su correcto funcionamiento, detectar incidencias al momento y vigilar el consumo eléctrico. A través de la Plataforma Smart City y la tecnología LoRa de comunicaciones para controlar datos se obtendrá información de su funcionamiento a tiempo real y aplicar mejoras, si fueran necesarias. En este sentido, el riego por goteo o el tráfico rodado también será gestionado de manera remota para optimizar todas las prestaciones municipales.