QUART DE POBLET APRUEBA EN EL PLENO MUNICIPAL LA ORDENANZA REGULADORA DE RESIDUOS DOMICILIARIOS

El Instituto Universitario de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (ÍTACA) realiza la auditoría energética de edificios públicos y alumbrado municipal desde 2017.

Quart de Poblet aprobó anoche en el pleno municipal la nueva ordenanza municipal reguladora de la gestión de los residuos domiciliarios y asimilados en el municipio. La propuesta ha sido liderada desde el área de Desarrollo Urbano Sostenible, que dirige Juan Medina, quien invitó al resto de grupos políticos a formar parte de la mesa de trabajo para su configuración.
Aprobada con el voto a favor de PSOE, Compromís y Podemos, y la abstención de Ciudadanos y PP, esta ordenanza tiene como objetivo garantizar la buena gestión de los residuos, durante todo el proceso, sin perjudicar la calidad de vida o la salud humana ni el medioambiente.

Una de las novedades que presenta esta ordenanza es la futura creación de un servicio gratuito de recogida puerta a puerta de cartón de comercios y establecimientos. Este sistema de recogida especial está destinado a las actividades que generen cartón de manera que se les facilite una mejor gestión de sus residuos. Se realizará un calendario de recogida semanal con un horario específico atendiendo cuestiones como los horarios comerciales.

También se contempla la configuración de tasas estableciendo mecanismos de bonificaciones a quienes generen menores cantidades de residuos, realicen una correcta separación de estos o realicen autocompostaje, entre otras acciones.
Además, el concejal aprovechó para anunciar la creación paralela de una Oficina de prevención de residuos y cambio climático, una innovadora figura que servirá de punto de encuentro con la ciudadanía recogiendo sus avisos y atendiendo sus peticiones y cuestiones. De igual manera, la Oficina se encargará de hacer el seguimiento del correcto cumplimiento de la ordenanza, así como de realizar tareas de sensibilización y formación.

Se trata de una ordenanza que continúa cumpliendo con la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto los objetivos 11 «Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, resilentes y sostenibles», 12 «Garantizar modelos de consumo y producción sostenibles» o el 13 «Adoptar medidas urgentes para combatir el Cambio Climático y sus efectos».

Auditoría energética
Continuando con la temática medioambiental, el pleno rechazó la moción presentada por Ciudadanos para la realización de una auditoria energética dado que se trata de una actuación que el Consistorio ya está realizando.

Así, Medina explicó que «a finales de 2017 ya firmamos un contrato con el Instituto de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (ITACA) de la Universitat Politécnica de Valencia, que incluía la auditoría energética tanto de los edificios públicos como del alumbrado municipal, evaluando las emisiones de CO2. De hecho, el Pacto de los Alcaldes conllevaba, entre otras acciones, la creación de un Inventario de Emisiones de Referencia (IER) como parte del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES)».

«Con ello, estamos cumpliendo con parte de diversos proyectos EDUSI, cofinanciados al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020 en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI) municipal», concluyó el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible.